Peritos médicos para accidentados

Perito médico Tenerife: estamos de tu parte

Se acabó eso de que los peritos valoradores trabajen sólo para compañías de seguros. Nacen los peritos médicos para accidentados de tráfico

peritos médicos para accidentados en tenerife

Cuando decidimos convertirnos en peritos médicos para accidentados sabíamos que íbamos a contracorriente. Al menos en Tenerife, de la docena de gabinetes y peritos valoradores del daño corporal que existen, todos -salvo error- trabajan en primer lugar para aseguradoras, e incidentalmente aceptan encargos de lesionados particulares si la reclamación no afecta a la compañía (o compañías) con la que tienen suscritos contratos de exclusividad.

Esta preferencia por colaborar antes con las grandes compañías antes que con los perjudicados es perfectamente entendible desde un prisma estrictamente mercantilista: Un contrato con una aseguradora puede garantizar docenas de temas al mes, ello por no hablar de que los seguros no suelen plantear problemas a la hora de hacer frente a unos honorarios de cierta entidad. En cambio, convertirse de forma exclusiva en peritos médicos para accidentados obliga a tener siempre abierto cauces comerciales, publicitarios y de colaboración con despachos de abogados, así como a tender a que el boca-oreja vaya llenando paulatinamente nuestra consulta. Y además enfocar nuestro nicho de mercado hacia el accidentado nos obliga a tener una política de precios bajos, reduciendo el margen de beneficios a la mínima expresión.

Dicho lo dicho, puede parecer que trabajar para el lesionado y no para las aseguradoras sólo depara problemas y desventajas. No obstante, en Perito Médico Tenerife queremos huir de esa lectura simplista, y para ello nos hemos armado con dos argumentos de peso, uno romántico y otro estrictamente de línea de negocio:

  1. En primer lugar, nos produce un profundo desagrado (por no utilizar términos más fuertes) cómo las grandes corporaciones, con la connivencia de los poderes públicos, pisotean sistemáticamente los derechos de los particulares que sufren un accidente de tráfico. Así, primero se les limita los tiempos de rehabilitación y los centros a los que pueden acudir. También se les priva de la posibilidad de acceder a un procedimiento judicial barato como los juicios de faltas, o a un peritaje médico gratuito. Se les obliga a ser valorados por un perito médico cuyo interés básico es recortar las variables que dan pie a una indemnización, y si se rebelan contra la oferta que finalmente se les hace se les penaliza haciéndoles pagar abogado, procurador y valorador médico privado. Es hora de que los particulares tengan a alguien de su parte, además de los abogados privados, de que existan peritos médicos para accidentados.
  2. Por otro lado, si lo miramos desde una perspectiva fría de negocio a medio-largo plazo, si todos los peritos médicos optasen por prestar sus servicios preferentemente a las compañías de seguros, el sistema se vendría abajo, ya que salvo casos excepcionales todos los perjudicados en un accidente de tráfico ante la falta de opciones acabarían aceptando la oferta que les hicieran. Esto, a la postre, acabaría tanto con los abogados privados como con los de compañía, y lo mismo cabría decir de los propios peritos de compañía. De no existir peritos médicos para accidentados tarde o temprano la aseguradoras se limitarían a hacer ofertas motivadas en base a los informes de alta de rehabilitación, ahorrándose los honorarios de los peritos médicos (¿Para qué pagarlos, si nadie se va a oponer o llevar el asunto a un juzgado?)

Por todo lo expuesto, en Perito Médico Tenerife puede usted hallar un aliado si ha sufrido un accidente de tráfico con lesiones.