Oferta motivada en accidente de tráfico

¿Qué es la oferta motivada?

Con el nuevo baremo de accidentes de tráfico las compañías de seguro están obligadas a hacer una oferta motivada como indemnización por lesiones

oferta motivada en accidente de tráfico como indemnización por lesiones

El baremo 2016 ha venido a encumbrar a la oferta motivada como la piedra angular sobre la que reposa todo el sistema de reclamación de indemnización. Esta oferta es la culminación de un proceso llevado a cabo por la compañía de seguros, y puede poner fin a la reclamación o ser el principio del procedimiento judicial si el accidentado no está de acuerdo con la misma.

Empecemos por el principio: La ley de responsabilidad civil y seguro en la conducción de vehículos a motor, modificada por la conocida como ley del baremo, fija en su artículo siete el procedimiento de tramitación de las indemnizaciones por lesiones sufridas en accidente de tráfico. En resumen el procedimiento funciona de la siguiente manera:ofert

  1. El accidentado -o su representación legal- efectúan una reclamación inicial a la aseguradora. Esta reclamación puede ser meramente un escrito explicando la dinámica del accidente de tráfico, los datos de los intervinientes y aportando algún justificante médico acreditativo de las lesiones.
  2. Un perito médico de la compañía de seguros responsable valora al accidentado, elaborando un informe respecto de los días de sanidad y secuelas sufridos que hace llegar a aquélla.
  3. La aseguradora remite al accidentado una carta con la cantidad de dinero que a su juicio le corresponde por las lesiones. Esto es lo que se conoce como oferta motivada.

No estoy de acuerdo con la oferta motivada, ¿qué hago?

En caso de que esta oferta motivada nos parezca baja -cosa que ya le anticipo que pasa casi siempre- tenemos dos posibilidades>:

  1. Solicitar a través del Instituto de Medicina Legal que se nos asigne un médico forense.
  2. Contratar un perito médico privado para que contrarreste lo manifestado por el del seguro.

En cualquiera de los dos casos, con el informe que obtengamos podemos plantear una contrapropuesta a la compañía de seguros, la cual tiene un mes para decidir si nos mejora la oferta o se mantiene inflexible. Si no hay acuerdo, el accidentado quedará habilitado para interponer la oportuna demanda, a la que deberá acompañar so pena de inadmisión el informe médico obtenido.

La ventaja de que dicho informe nos lo redacte un médico forense es una pero importante: es gratis. Mejor dicho, es gratis para el accidentado, ya que quien paga al perito médico es la compañía de seguros que ha hecho la oferta motivada. Las desventajas, por el contrario, no son pocas:

  • Si no se nos remite oferta motivada no podemos solicitar forense.
  • El procedimiento para ser valorado por el forense es muy largo.
  • El forense no acudirá a juicio para defender su informe, por lo que en la vista oral el único perito que expondrá su punto de vista ante el juez será el contrario.
  • Nadie nos garantiza que la valoración del forense vaya a ser mejor que la del perito contrario.

A sensu contrario, contratar un perito médico privado nos garantiza rapidez, un buen informe y la presencia del valorador en el momento del juicio, para estar en igualdad de condiciones con la aseguradora.