Indemnización por accidente de circulación

Cómo calcular la indemnización por accidente de circulación

Si ha sufrido lesiones la enseñamos a calcular la indemnización por accidente de circulación por días y secuelas con el nuevo baremo de tráfico 2016

indemnización por accidente de circulación en tenerife

El nuevo baremo de tráfico 2016 nos explica de qué forma calcular la indemnización por accidente de circulación en caso de sufrir daños personales (lesiones). Aunque similar al baremo anterior, introduce una serie de conceptos que hemos de tener presentes a la hora de saber qué cantidad de dinero podemos cobrar del seguro.

En esencia la indemnización por accidente de circulación se compone de una serie de conceptos que hemos de calcular de manera individual para posteriormente adicionar. Estos conceptos indemnizatorios se agrupan en dos categorías esenciales: lesiones temporales y secuelas.

Lesiones temporales

Las lesiones temporales es lo que hasta la aparición del nuevo baremo veníamos llamando días de sanidad, esto es, el periodo que va desde que tenemos el accidente de tráfico hasta que nuestras lesiones se curan o se estabilizan para transformarse en secuelas.

Es importante comprender qué criterios hacen que unos días sean susceptibles de ser indemnizados y que otros no impliquen una contraprestación económica. Por ejemplo, si tras dos meses de rehabilitación el médico detiene nuestro tratamiento durante tres semanas para que se nos realice una resonancia magnética, estas tres semanas no podrán computarse en la reclamación, por cuanto no las habremos destinado a nuestra recuperación. Tampoco se contabilizará -por el mismo motivo- el periodo que va desde que finalizamos la rehabilitación hasta que el traumatólogo nos da el alta.

En cambio, sí es indemnizable el plazo comprendido entre la fecha en que sufrimos el siniestro y el momento en que iniciamos la rehabilitación, ya que se entiende que antes de recibir el tratamiento en modo alguno podemos realizar nuestra vida normal. La excepción a esta regla se da cuando por culpa del accidentado se produce un retardo injustificable en iniciarse el tratamiento rehabilitador.

La indemnización por accidente de circulación por días de baja o lesiones temporales con el baremo 2016 implica un pago por día de 30 euros. Si además el accidentado no puede realizar durante todo o parte del periodo de sanidad una parte relevante de sus ocupaciones habituales (trabajar, estudiar, realizar actividades de ocio, atender labores domésticas, etc) se entiende que existe un perjuicio particular que justifica que la indemnización por día pase de 30 a 52 euros. Si además existe ingreso hospitalario ese dinero puede aumentar un poco más.

Secuelas

Las secuelas son la otra pata importante de la indemnización por accidente de circulación. En puridad, una secuela es aquella limitación, dolor o daño que subsiste una vez obtenemos el alta, y que en esencia tiene visos de permanecer en el tiempo. Existen secuelas funcionales y estéticas, entendiendo estas segundas como aquellos perjuicios que alteran de manera negativa nuestra propia imagen (cicatrices, marcas, deformidades….) y que se valoran en base al grado de visibilidad y rechazo que provoquen.

La indemnización por secuelas funcionales se valora teniendo en cuenta la gravedad de las mismas, su intensidad y la edad del que las sufre. El proceso para calcular la indemnización pasa por objetivar la secuela, buscarla en la tabla correspondiente del baremo, determinar el número de puntos que por su importancia se le otorgue dentro de la horquilla existente, y buscar luego el valor de los puntos en otra tabla que maneja variables como la puntuación global y la edad de la víctima.

La indemnización por accidente de circulación también se compone de otros conceptos, como los gastos que haya tenido que sufragar el accidentado, el dinero que le hayan descontado en nómina o que haya perdido su negocio, una compensación para el caso de que haya resultado con alguna incapacidad laboral, etc.